6 de julio de 2007

Sunset Boulevard (1950) - El Crepúsculo de los Dioses

"Siguen siendo maravillosas, verdad? Y sin diálogos. No necesitábamos diálogos. Teníamos rostros. Pero ya no quedan rostros como esos... ¡Esos productores, esos imbéciles! Acaso no tienen ojos? Se han olvidado como es una estrella?..."

Norma Desmond a Joe Gillis


El joven guionista de cine Joe Gillis (William Holden) atraviesa una crisis creativa y económica. Sus trabajos son rechazados por falta de originalidad y además necesita dinero con urgencia, pues tiene una deuda de 290 dólares por su auto que debe saldar, sino se lo quitarán. En un intento por esconder el auto, llegará casualmente a una mansión aparentemente abandonada en Sunset Boulevard, que para su sorpresa está habitada por la antigüa estrella de cine mudo Norma Desmond (Gloria Swanson) y su mayordomo Max (Erich Von Stroheim). Desmond ha escrito un guión con el que pretende retomar su carrera, por lo que contrata a Gillis para que lo corrija y así poder revivir la gloria de antaño.



Dirigida por Billy Wilder en 1950, Sunset Boulevard es el retrato más descarnado que se haya realizado acerca del mundo del cine. Nos muestra de manera realista, lo ingrato que puede resultar, siempre reemplazando estrellas por otras, desterrándolas y en muchos casos, sin ningún atisbo o posibilidad de regreso.

El film plasmó lo traumático que resultó para las estrellas el tránsito del cine mudo al sonoro, siendo que muchas no pudieron sostener sus carreras al no adaptarse al cambio y lo que ello significaba: Tenían que dejar de lado los gestos exagerados, memorizar líneas, contar con una correcta dicción, etc. Es decir, una forma de dar vida a los personajes totalmente ajena a la que ellos conocían. En ese sentido, las reglas eran muy sencillas, o se adaptaban a este nuevo modo de hacer cine, o estaban fuera. Los estudios y el mismo público lo exigía así. No importaba si habían sido reconocidos o famosos.

En la película, Norma Desmond (Gloria Swanson) es precisamente una de aquellas divas que no logró dar ese paso, lo que significó que su carrera se fuera a pique. Sus líneas son reclamos desesperados a esa industria que la creó y que luego la olvidó sin el menor reparo, tal como se puede notar en la primera conversación con Joe Gillis (William Holden), cuando éste la reconoce:
"... Soy grande, es sólo que las películas ya no lo son... Están muertas, se acabaron... Hubo un tiempo en este negocio en que eran lo más importante. Pero eso no fue suficiente. También tenían que abrir sus bocotas y empezaron a ¡hablar, hablar, hablar!... Basta con verlos en sus oficinas, ¡Los genios! ¡Destruyeron a los ídolos! ¡A los Fairbank, a los Gilbert, a los Valentino! Y qué tenemos ahora? A unos don nadie..." .

Luego de su expulsión de la pantalla, Norma se enclaustró en su mansión, sólo acompañada por su mayordomo Max, negando así el contacto con el exterior y el paso del tiempo. Las únicas personas que frecuenta son otros actores de cine mudo (en su misma situación) con los que ocasionalmente juega una partida de bridge.

Es por eso que la llegada de Gillis, representa no sólo una conexión con el mundo exterior, sino también la esperanza de su regreso, el mismo que ha planeado al escribir el guión de "Salomé" que dice dirigirá Cecil B. DeMille y en donde ella será la protagonista a pesar de tratarse de un personaje mucho más joven que ella.


La película también toca los temas del cinismo y la falta de escrúpulos a través del personaje de Joe Gillis, quien no duda en aceptar la propuesta de la diva para corregir el guión de "Salomé", a sabiendas que el escrito no tiene ningún futuro o posibilidad que se realice y a pesar que conoce de toda la esperanza que la Desmond ha puesto en él. Acepta incluso, vivir en la mansión a expensas de Norma, quien además lo colma de regalos costosos. No obstante, el film es moralizante en este sentido, pues en una de las primeras escenas (de las antológicas en la historia del cine) podemos ver a nuestro protagonista flotando en una piscina, muerto, al mismo tiempo que se escucha una voz en off, diciendo:

"... No era más que un guionista con un par de películas secundarias en su haber. ¡Pobre imbécil! Siempre soñó con una piscina. Al final, consiguió su piscina, pero a un precio un poco alto..." .



El mayordomo Max (interpretado impecablemente por Erich Von Stroheim) es otro personaje complejo que muestra como el amor nos puede llevar a extremos degradantes, pues en el transcurso del film nos enteraremos de un aspecto de su pasado que no imaginaríamos.



Sunset Boulevard es una de las obras maestras de Wilder, en la que si bien hace una crítica a la industria del cine, también rinde homenaje a la época muda en la que se inició como guionista admirando los trabajos de directores como Lubitsch, Chaplin y el mismo Von Stroheim.

En este guión escrito por Billy Wilder y Charles Brackett (quien también produjo el film), la decadencia, la degradación, lo patético, la insanía, la pasión y el crimen se mezclan para ofrecernos una película que perdurará en nuestras mentes para siempre, no sólo por los elementos mencionados, sino también por las magníficas actuaciones de los intérpretes, destacando Gloria Swanson como Norma Desmond, quien hizo que cada aparición de su personaje sea electrizante.



CASTING DE PROTAGONISTAS:

Billy Wilder, que en un inicio concibió el film como una comedia, decidió hurgar en los elementos dramáticos de la historia, por lo que lo más difícil sería encontrar a la actriz ideal para encarnar a Norma Desmond. Luego que Mae West, su primera opción, rechazará el papel, siguió buscando hasta que finalmente la gran estrella de cine mudo Gloria Swanson aceptó. Esto causó diversas reacciones, entre ellas la del Director de Estudio, quien le dijo que cómo podían contratar a la Swanson que siempre pecaba de sobreactuar y gesticular, a lo que Wilder respondió que eso era lo que quería que la actriz transmitiera en la película: las exageraciones, la locura.

Tras ser rechazado por Montgomery Cliff, Fred Mac Murray, entre otros, el papel de Gillis recayó en William Holden, quien tras haber regresado de participar en la guerra, no estaba en el mejor momento de su carrera, además había empezado a tener problemas con la bebida, es decir, estaba en una crisis como Joe Gillis, lo que se reflejó en el film e hizo creíble su personaje.

MAS DATOS:

Como suele ocurrir en películas que tratan acerca del cine, están plagadas de referencias reales y de personajes de la industria que hacen de si mismos en el film, tales como los que voy a citar:

* La película que ven Norma Desmond y Joe Gillis, en una de las escenas, es un film real. Se trata de "La Reina Kelly" que fuera dirigida por Erich Von Stroheim en 1929, y en la que Swanson fue protagonista.

* En la escena del juego de bridge con otras estrellas de cine mudo, a las que Gillis llama "figuras de cera", se puede observar a Buster Keaton, H.B Warner y Anna Q. Nilsson.

* Cecil B. DeMille hace de si mismo y las escenas en que se le observa dirigiendo son reales, pues estaba filmando "Sanson y Dalila".

ANÉCDOTAS:

* Wilder había planteado un inicio diferente para el film, pues rodó toda una secuencia en la que se llevaban un cadaver a la morgue y cuando dejaran el cuerpo en una camilla junto a otros, éstos se pusieran a conversar sobre sus respectivas muertes; sin embargo, al realizar un pase para el público, antes de su estreno y medir las reacciones, la gente se río mucho. Entonces Wilder, muy a su pesar tuvo que cambiar el comienzo por el que vemos en la película, pues no era eso lo que quería provocar.

* Una vez terminada la película se proyectó en un pase especial para gente importante de la industria, estando en la lista de invitados Louis B. Mayer, el Presidente de la MGM. Luego de la función, Wilder escuchó que les decía a sus acompañantes: "A ese extranjero, hijo de perra de Wilder, le dejamos entrar, le hemos dado una vida, una familia y ahora está mordiendo la mano que le da de comer". Wilder se acercó y le dijo: "Sr. Louis B. Mayer, por qué no se va a la mierda, me llamo Billy Wilder, soy el director y estoy muy orgulloso...".

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sunset Boulevard, es un clásico. Yo vi la pela hace tiempo. Pero luego de leer tu post da ganas de volver a verla. Y muy interesantes las anecdotas que cuentas

Anónimo dijo...

...la pelicula es sencillamente apasionante, las ultimas escenas son tan intensas que aun recuerdo como se me erizaba la piel al ver los ojos de Gloria Swanson transmitir tanta locura y energia. Un clasico de gran calibre y una actuacion fantastica. Gracias Cesar...

Rodrigo dijo...

Hola Lenny, me tome la libertad de tomar la frase de tu blog para el mio que te invito a visitar.
Y sí, Sunset Blvr. es grande, glamorosa, exquisita y decadente. Saludos, Rodrigo. Cinencuentro.com

Anónimo dijo...

yo aprecie ese film hace apenas unas semanas, pero despues de que encontre en mi camino un enasayo de la pelicula (Sunset Movie: el crepusculo de los dioses, de una autora extraordinaria en su genero llamada Gabriela Venegas),por cierto una exelente fotografa. Me ilumino por el camino cinematografico...

JLO dijo...

Lo unico q se de esta peli es q esta el mas grande de la historia: Buster Keaton....

salu2....