18 de marzo de 2010

Alicia en el país de las maravillas (2010) de Tim Burton

Después de Sweeney Todd, Tim Burton se avocó a realizar su versión de la obra mayor de Lewis Carroll. Trasladar el complejo universo y el espíritu de la novela representaba una valla muy alta. Hoy, con la película en las salas, se puede decir que el cineasta estadounidense no logró superarla.

La adaptación que hace Burton, nos presenta a la protagonista con (Mia Wasikowska) con 19 años de edad y a punto de responder la propuesta de matrimonio de un joven con dinero, maniático del cumplimiento de las reglas y carente de carisma; es decir, todo lo contrario a ella que se muestra insumisa, soñadora y llena de simpatía. Es en este momento difícil, que aparece un conejo señalándole un reloj y Alicia decide seguirlo, cayendo en una madriguera que la llevará al país de las maravillas.

Esas primeras secuencias, son lo mejor del último trabajo de Burton, ya que retoma las atmósferas agobiantes en las que sus personajes / álter egos no hallan lugar e intentan rebelarse contra la sociedad y sus absurdas imposiciones. Lástima que esas escenas solo ocupen escasos minutos para luego dar paso a explosiones de artificio sin ninguna hondura.

Dicho problema se hace patente desde que Alicia atraviesa la madriguera - portal y comienza a vivir sus aventuras. Es entonces que el temor que rondaba a algunos escépticos sobre el desempeño del realizador de Big Fish en esta cinta, se confirma: Burton ha sacrificado contar un viaje de descubrimiento, autoafirmación y crecimiento personal para privilegiar el arte visual y alimentar su propia imaginería. El mundo de maravillas aparece como un lugar poblado de personajes que, lejos de la oscuridad que poseían en otros filmes del director, se limitan a ser - en su mayoría - peluches animados que se decantan entre el bien o el mal, exentos de cualquier matiz.

Son estos aspectos los que anulan otros temas subyacentes en la historia, por ejemplo, el de la locura como libertad, que es simplemente esbozado por el personaje del Sombrerero loco - interpretado por un Johnny Depp un tanto sobreactuado -. Asimismo, la lucha de poder entre la Reina roja (Helena Bonham Carter) y la Reina blanca (Anne Hathaway) queda circunscrita a lo caricaturesco de sus caracteres.

Todo ello nos hace pensar que Tim Burton se ha dejado ganar esta vez por la maquinaria Disney - y el rentable merchandising que eso significa -, lo cual resulta decepcionante. Sobre todo porque se trata de un director con una filmografía a la que se puede calificar de sólida y consecuente (El joven manos de tijera, Ed Wood, etc). Por el momento, lo más recomendable es volver a esas películas entrañables y olvidarse de esta Alicia... que trajo mucho ruido y pocas nueces.

9 comentarios:

Rodrigo dijo...

Deberia llamarse "Alicia en el pais de la taquilla". La más floja, complaciente y disneyana de sus peliculas.

Leny Fernández dijo...

Así es Rodrigo. Es una lástima que una historia se desperdicie en pos de la taquilla. La versión de Disney de los 50 estuvo mucho mejor, hay secuencias que son realmente oscuras.

Saludos y gracias por comentar.

Roger dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, es decepcionante esta Alicia de Tim Burton... por momentos sentía que veía una película de Spilberg o Peter Jackson...Una de mis películas de niñez más entrañables es "Alicia en el país de las maravillas" de Disney, pensé que con todo el material que tiene la historia, Burton podía hacer algo genial. Me equivoqué. La película se reduce a una típica historia de aventuras y lucha del bien y el mal, sin ningún matiz. A penas terminé de verla, busqué en youtube la peli de Disney, en especial la parte en la que los personajes toman té, la vi nuevamente, me reí a carcajadas y disfruté al máximo de tanta locura. En la película de Burton esa escena no me produce casi ninguna sensación.

Mondragón de Malatesta dijo...

Comparto la misma idea que tu publicación da a conocer. Me arrepentí haber ido al cine, pero tenía que, claro. Para saber que debía de arrepentirme. Lo que no podemos dejar atrás, El vestuario, que fue casi glorioso, entre otras pocas ideas, pienso. Sin contar que Anne Hatha Waya siempre estará bonísima, 'en su muchosidad'.
Saludos y abrazos mi estimada Leny.

Leny Fernández dijo...

Roger: Qué bien que coincidamos. Esta vez Burton se me cayó y eso también es triste. Sobre Peter Jackson, te respondí algo en le FB. Chequea otras pelas suyas, como Criaturas celestiales, seguro vas a cambiar tu opinión sobre él. Un abrazo!

Hafid: Si no es por Burton no apareces, ja. El vestuario es precioso como casi en todas sus películas y Anne Hathaway a pesar de esa peluca rubia y cejas negrísimas, está en algo. Lamentablemente, eso no basta para hacer una cinta por lo menos interesante. Un abrazote, querido!!!

Zosesbnv dijo...

A mi tampoco me agrado la película, lo bueno es que no esperaba gran cosa...
Saludos!

David C. dijo...

hace tiempo que no veo las pelis de burton, antes me gustaban. saludos.

Darkerr dijo...

Hola Lenny, te he propuesto para seguir una cadena cinéfila sobre las peliculas preferidas de cada uno. Ojala puedas participar, me interesa tu opinión al respecto. En mi blog están los detalles.

Saludos¡¡¡¡

Neco dijo...

Que tal Leny, aunque un poco tarde, acabo de ver esta pela hace poco y concuerdo contigo... me dejo con gusto a nada, todo lo visual bien bonito pero la historia apurada, era un efecto tras otro... no sabria decir bien que le falto, pero algo le falto; y eso que soy gran fan de Burton.

Aunque admito que verla en la pantallita de un tren (dos veces! porque se retraso el viaje) no es la mejor manera, pero igual...

Saludos!